• Escuela Cho San

¡Feliz día del Cinturón Negro!



Hoy 26 de abril es un día especial, los artistas marciales celebramos mundialmente el Día de los Cinturones Negros.


Existe una antigua frase que dice: "Cualquiera puede tener un cinturón negro, pero no cualquiera lo representa."


La obtención del Cinturón Negro, en cualquier un arte marcial que se precie, representa el logro en una de las máximas aspiraciones de cualquier practicante. Mediante este "galardón", conseguido tras largas jornadas de entrenamiento, gracias a la constancia, el interés, largos años de trabajo, y aprendizaje continuo, damos comienzo al camino (DO), auténtico concepto de vida del artista marcial, cargado de valores, emotividad y autosuperación.


El valor del cinturón negro de artes marciales.
El valor del cinturón negro en la práctica de las artes marciales.

El significado del cinturón negro en las artes marciales


En efecto, se considera que no todo el mundo está capacitado física y mentalmente para lograrlo. La búsqueda del cinturón negro es más que un grado o una fase a superar.


En nuestro noble arte marcial, el Taekwondo, la base de todo practicante debe ser entender y practicar el juramento que nos honra:

  • Cortesía

  • Integridad

  • Perseverancia

  • Autocontrol

  • Espíritu Indomable


Desde sus inicios, el hombre se esfuerza en un Arte Marcial trabajando en alcanzar el cinturón negro como resultado de un aprendizaje para combatir. Obviamente, en la misma medida en que progresa en su entrenamiento, se vuelve más consciente de un fuerte impulso: el de transformarse a sí mismo, convirtiéndose en una mejor persona, no solamente poseedora de una gran habilidad en el combate, sino también de dignidad y honor.


Tradicionalmente, éstos han sido siempre los objetivos de un estudiante de Artes Marciales.


Cinturones negros de Taekwondo en corea del Sur.
El Gran Maestro Cho Myoung-Won posando junto a otros pioneros de Taekwondo en su Corea natal.

El cinturón negro es el símbolo de un experto.


Los Taekwondistas respetamos y defendemos estos valores, que son también reglas básicas, a lo largo de nuestra trayectoria en lo marcial, especialmente siendo cinturones negros.


El preciado cinturón negro hay que ganárselo con conocimiento y esfuerzo diario, base para poder iniciarse también en el mundo de la docencia marcial y transmitir toda su esencia a los alumnos.


Hay que ser consciente del poder que nos otorga y trabajar duro para convertirse en un verdadero "profesional", denominación referida al que domina a la perfección un oficio y además está capacitado para ejercerlo legítimamente.


En resumen, ser cinturón negro es un gran honor para todo/a artista marcial. Respeto máximo a quienes hayan alcanzado, y mantengan, el certificado y los conocimientos necesarios para mantener encendida la chispa en su interior.


¡Feliz día del Cinturón Negro! 🥋


208 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo